El feo gesto de Amrabat hacia el Barcelona

El mediocentro marroquí fue uno de los objetivos del equipo culé en los últimos mercados

Héctor Andreu | 13 Oct 2023 | 08.53
facebook twitter whatsapp Comentarios
El feo gesto de Amrabat hacia el Barcelona / Eurosport.com
El feo gesto de Amrabat hacia el Barcelona / Eurosport.com

Sofyan Amrabat, el talentoso centrocampista marroquí que brilló en el Mundial de Qatar 2022, ha sorprendido a muchos al dar un giro inesperado en su carrera futbolística. Con su nombre vinculado al FC Barcelona durante mucho tiempo, parecía que su destino estaba sellado con los colores azulgrana. Sin embargo, su reciente fichaje por el Manchester United ha dejado a los aficionados y observadores del fútbol preguntándose qué pasó con su sueño culé.

Durante mucho tiempo, Amrabat no ocultó su deseo de jugar en el Barça. Hubo gestos y guiños que alimentaron las esperanzas de los seguidores del club catalán. Incluso estuvo dispuesto a renunciar a la totalidad de su sueldo en el Barcelona en el pasado mercado de invierno para lograr su cesión, aunque no se llegó a un acuerdo con la Fiorentina, su club de entonces.

Este verano, la posibilidad de unirse al FC Barcelona se volvió a presentar con el adiós de Sergio Busquets, y Amrabat seguía siendo una prioridad en la lista de fichajes. Sin embargo, los problemas económicos del club azulgrana hicieron que la operación fuera inviable.

Cambio de actitud del mediocentro catalán

Lo que más sorprende es el cambio de actitud de Amrabat. En una entrevista previa, dejó claro su deseo de trabajar bajo la dirección de Xavi Hernández, un sueño que parecía estar a punto de cumplirse. No obstante, en declaraciones recientes, Amrabat ha borrado por completo al FC Barcelona de su mente y ha expresado su entusiasmo por unirse al Manchester United. "Sabía que el United estaba interesado desde hace tiempo. Para mí, estaba claro que era el único sitio en el que quería jugar. Tuve que tener mucha paciencia", afirmó.

Este cambio de rumbo ha desconcertado a muchos, ya que contrasta fuertemente con sus declaraciones anteriores. Como en tantas historias del fútbol, ​​queda claro que las circunstancias y las oportunidades pueden cambiar rápidamente. El fútbol, ​​como se suele decir, no tiene memoria.